El suero de plasma de burros, la nueva apuesta de Bolivia contra la COVID

 El suero de plasma de burros, la nueva apuesta de Bolivia contra la COVID
Compartir:

EFE

Bolivia apuesta por desarrollar un suero hiperinmune contra la covid-19 con base en el plasma de burros que ayudaría a «neutralizar el virus» en casos moderados y severos de esta enfermedad, que es más potente que el plasma donado por humanos.

El Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) de Bolivia desarrolla un suero hiperinmune a través del plasma de tres burros, el único laboratorio en el mundo que utiliza estos animales para obtener plasma, comentó a Efe el director técnico de ese laboratorio, Gil Fernandez.

Se estima que el suero que se obtiene de los burros es por lo menos «50 veces más potente que el plasma donado por humanos» para contrarrestar la covid-19, indicó Fernandez.

Los tres burros que generan estos anticuerpos para realizar el suero fueron «bautizados» como AstraZeneca, Sinopharm y Sputnik, el nombre de las vacunas con las que se realiza la inmunización en Bolivia.

La donación de plasma de personas que ya pasaron la covid-19 es un tratamiento que se utiliza en Bolivia, que en las pasadas olas de esta enfermedad ha sido muy requerida por los pacientes y que incluso se aprobaron normas para impulsar la donación voluntaria.

EL PROCESO

El proceso comienza con la aplicación de una dosis de la proteína S, que es una fracción del virus de la covid-19, entre otros componentes, para estimular el sistema inmunológico de los burros y así los animales comiencen a generar anticuerpos, explicó a Efe el coordinador de la división de producción del Inlasa, Williams Velasco.

Se optó por utilizar los anticuerpos de burros ya que son animales que están adaptados a los cambios climáticos y a los 3.600 metros de altitud de La Paz donde se encuentra el laboratorio, explicó Velasco.

Luego se continúa realizando una serie de «inmunizaciones» a los animales hasta que cuenten con una «carga elevada de anticuerpos» y se pasa a la «sangría» en el que se obtiene una cantidad de sangre de cada animal, para luego «devolver» a los burros los glóbulos rojos con vitaminas, aminoácidos, entre otros.

Tras la obtención de la sangre del animal se procede a obtener el plasma hiperinmune a través de un proceso químico para fraccionar las proteínas de interés para la covid-19 y desechar las otras, y así llegar a tener un concentrado que luego se envía a los controles de calidad, sostuvo Fernandez.

Las muestras se las envía al Instituto Vital de Brasil para que se realice algunos ensayos ya que esa entidad trabaja con plasma de caballos, prosiguió Fernandez.

Son Así RD

https://sonasird.com

Periódico digital Son Así RD desde Nagua, provincia María Trinidad Sánchez. Una ventana abierta al mundo de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *