Una familia canadiense da la vuelta al mundo antes de que sus hijos pierdan la visión

 Una familia canadiense da la vuelta al mundo antes de que sus hijos pierdan la visión
Compartir:

Por (CNN)– Su hija Mia tenía apenas tres años cuando el matrimonio canadiense Edith Lemay y Sébastien Pelletier notó por primera vez que tenía problemas de visión.

Unos años después de que llevaran a Mia, la mayor de sus cuatro hijos, por primera vez a ver a un especialista, le diagnosticaron retinosis pigmentaria, una rara enfermedad genética que provoca una pérdida o disminución de la visión con el paso del tiempo.

Para entonces, Lemay y Pelletier, que llevan 12 años casados, se habían dado cuenta de que otros dos de sus hijos, Colin, que ahora tiene siete años, y Laurent, de cinco, experimentaban los mismos síntomas.

Sus temores se confirmaron cuando en 2019 los niños fueron diagnosticados con el mismo trastorno genético; su otro hijo Leo, ahora de nueve años, recibió el visto bueno.

«No hay nada que puedas hacer, realmente», dice Lemay, explicando que actualmente no hay cura o tratamiento eficaz para frenar la progresión de la retinosis pigmentaria.

«No sabemos cuán rápido avanzará, pero prevemos que se quedarán completamente ciegos en la mediana edad».

Una vez que aceptaron la noticia, la pareja centró su atención en ayudar a sus hijos a adquirir las habilidades que necesitarían para desenvolverse en la vida.

Cuando el especialista de Mia les sugirió que la envolvieran con «recuerdos visuales», Lemay se dio cuenta de que había una forma realmente increíble de hacer eso por ella y por el resto de los niños.

«Pensé: ‘No voy a enseñarle un elefante en un libro, voy a llevarla a ver un elefante de verdad», explica. «Y voy a llenar su memoria visual con las mejores y más bellas imágenes que pueda».

Ella y su marido pronto empezaron a hacer planes para pasar un año viajando por el mundo con sus hijos.

Aunque Lemay y Pelletier viajaban juntos con frecuencia antes de ser padres, y habían llevado a sus hijos a varios viajes, hacer un viaje largo en familia no parecía factible hasta ahora.

«Con el diagnóstico, tenemos una urgencia», añade Pelletier, que trabaja en finanzas. «Hay grandes cosas que hacer en casa, pero no hay nada mejor que viajar”.

«No solo el paisaje, sino también las diferentes culturas y personas».

Pronto empezaron a tratar de acumular ahorros, y su bote de viajes recibió un bienvenido impulso cuando la empresa en la que trabajaba Pelletier fue adquirida y contaba con acciones por las que recibió una compensación.

«Fue como un pequeño regalo de la vida», admite Lemay, que trabaja en logística sanitaria. «Fue algo como, ‘aquí tienes el dinero para tu viaje’».

En principio, la familia de seis miembros iba a partir en julio de 2020, y había planeado un itinerario exhaustivo que incluía viajar por Rusia por tierra, y pasar un tiempo en China.

Leer más de esta interesante historia en CNN en Español

Son Así RD

https://sonasird.com

Periódico digital Son Así RD desde Nagua, provincia María Trinidad Sánchez. Una ventana abierta al mundo de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *